martes, 28 de octubre de 2008

la mano del Señor



crea en mi, oh Dios, un corazon limpio,
Y renueva un espiritu recto dentro de mi.
No me heches de delante de ti.
Y no quites de mi tu santo espiritu.
Salmo 51:10-11



La mano del Señor

Ahora les contare algo que sucedió hace mucho tiempo atrás
En una subasta un hombre mostro un viejo violín.
Poco dinero pedía por él, pues no tenía valor.
El alzo en sus manos el viejo violín, la subasta comenzó.

Y decía:
Quien me da uno, quien me da dos, señores.
Quien me da tres, quien me da seis,
Quien me da diez por este viejo violín
La gente no tiene mucho interés y nadie le contesto
Ni un peso más quisieron dar por aquel viejo violín

La subasta seguía y el hombre insistía en vender aquel violín.
Su vos se escuchaba por todo el lugar:
Hay alguien que me dé más?
Nadie quería pagarle mejor
-el hombre se entristeció
-pero de repente otro hombre interrumpió
Y tomo en sus manos el viejo violín las cuerdas ajusto
Y toco una maravillosa canción que hizo llorar a todos.

Y decía:
Quien me da cien. Quien me da mil, señores.
Quien da tres mil, quien da seis mil,
Quien da diez mil por este viejo violín.
¡La gente insistía pues todos querían comprar aquel violín!
¡Y el quince mil el hombre vendió!
Pues lo toco la mano del señor [¡pues lo toco la mano del Señor!]

Como un viejo violín es tu vida tal vez: derrotada y sin valor
Necesitas de prisa mi amigo un artista que toque tu vida hoy.
Es Jesús ese artista que te sacara melodías sin igual.
Con su gran poder te transformara, te tocara la mano del señor


letra: duo por Su amor

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muy bonis :3